sábado, 28 de noviembre de 2015

Cabello de Ángel casero

A fecha de hoy, creo que ya he comido de "casi todo" lo que solemos comer en Navidad


Siempre refiriéndome al "tema dulce" claro está.


Y digo casi todo, porqué hay un dulce que me vuelve loca y que hasta ahora no había hecho.


Y ese dulce es el Cabello de Ángel.


Cada Navidad, mi abuelita siempre me tiene preparada una bandeja para mi sola de Pastelillos de Cabello de Ángel y Rosquillas de Cabello de Ángel.


Ella siempre dice, un par de bandejas para Nadia, que a ella le gustan mucho.


Total, que acabo con las dos bandejas de un plumazo.


Y como aún queda un poco para que llegue el día y estoy con unas ganas tremendas de Cabello de Ángel, he pensado que lo mejor era que lo hiciera yo misma y lo comiera a cucharadas.


Y de ese modo, que vosotr@s también pudierais hacerlo.


Por Dios, si aún no habéis probado el Cabello de Ángel casero, no esperéis más.


No olvidéis etiquetarme en Instagram con vuestras recetas, así podré verlas!! Pinchad Aquí.
Podréis ver más sobre mi  en mi Pagina Dulcementenadia, Twitter, Facebook personal, Pinterest o YouTube.

Os quiero,
Nadia


Cabello de Ángel casero

Ingredientes:


2 Calabazas de cabello de ángel (cidra)
500 gr de azúcar por cada kilo de pulpa escurrida de calabaza
1 limón
Agua para hervir

Elaboración:

Partimos la calabaza en trozos (estará algo dura) y los vamos introduciendo en una olla grande.
La llenamos de agua hasta que cubra la mitad de todos los trocitos de calabaza y llevamos la olla al fuego. Hervimos durante al menos 40 minutos o hasta que empiece a reblandecerse la pulpa lo suficiente como para poder separarla de la piel.

Pasado este tiempo, retiramos los trocitos de calabaza (con cuidado de no quemarnos) y vamos retirando la pulpa y las pepitas. La pulpa podemos ir dejándola sobre un colador para que vaya escurriendo.

Una vez retirada toda la pulpa, la introducimos en una olla junto con el azúcar y el jugo de limón. En mi caso usé casi 3 kilos de azúcar porque tenía 2 calabazas súper grandes. Recordad que por cada kilo, debéis añadir 500 gr de azúcar.

Llevamos al fuego y sin dejar de remover, esperamos hasta que la consistencia espese y el azúcar haya desaparecido totalmente. Una vez haya espesado, dejamos enfriar y listo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario