martes, 25 de agosto de 2015

Pastel sorpresa

¡¡Hola hola!!

Lo se, lo se, se que como todos los años, en Agosto mi horno se toma un respiro y coge energías para volver a la carga en Septiembre, pero es que, es que, es queeeeeeee tal y como os dije en mi página de Facebook tenía que enseñaros una receta súper fácil de hacer y que seguro os va a encantar.


La culpa (por culpar a alguien) la tiene esta sandía, o mejor dicho la empresa Melón Bruñó.


Resulta que una servidora que es super-mega-fan-de-las-sandías, ¡¡tiene sandías personalizadas!! si si, la empresa Melón Bruño te las personaliza antes de enviártelas a casa, podéis ver lo que os contaba sobre ella en mi Instagram.

 Así que, como me he enamorado, me he visto en la obligación de hacer una receta que además de deliciosa ha resultado ser extremadamente adictiva, ¡brutal!


Y como mi cumple se acerca...pues eso.


No tengo palabras, en serio.


Con deciros que el pastel duró 1 día y medio.


¿Qué? ¿Os imagináis de que esta relleno? Venga, voy a cortar un trocito y lo veis...


Siiiiiiiiiiiiiiiiii, ¡¡es sandíaaaa!!


Esta receta es la reina de todas las recetas para verano, incluso me atrevo a decir que sobrepasa los helados, la combinación es increíble, sinceramente, impresionante.


Os advierto que ya estoy maquinando la próxima receta, etiquetadme en mi Instagram cuando las hagáis, que me muero por ver vuestras creaciones! Podéis acceder a mi Instagram pinchando aquí.


Podréis ver más sobre mi  en mi Pagina Dulcementenadia, Twitter, Facebook personal, Instagram, Pinterest o YouTube.


Os quiero,
Nadia.

Pastel sorpresa

Ingredientes:

1 Sandía
4 claras de huevo
240 gr de azúcar

Elaboración:

Preparamos la sandía, para ello cortamos cada extremo para poder lograr una estabilidad, acto seguido, empezamos a cortar los lados hasta conseguir un cilindro.
Es importante secar la sandía, de no ser así, la crema no se adherirá a ella.

Para el merengue, introducimos en un cazo las claras de huevo junto con el azúcar, tened  la precaución de no poner el fuego muy alto, no queremos que cuajen las claras. Cuando los ingredientes se hayan integrado deberéis pasar la mezcla al bol de vuestra batidora. Batid hasta conseguir un merengue brillante y de consistencia más espesa.

Con la ayuda de la espátula cubrid la superficie de toda la sandía, yo quería obtener un aspecto más rustico, pero podéis realizar el recubrimiento como más os guste.
Para la decoración usé unas bolitas de sandía. Podéis utilizar un vaciador de sandia para hacerlas.

Este pastel sorpresa dejará a vuestros invitados ¡con la boca abierta! Lo mejor, que con los productos Bruñó siempre acertareis.

1 comentario:

  1. Qué rica ! Me encanta la sandía, esta tarta además es muy sorprendente no te imaginas que vaya a haber una sandía dentro

    ResponderEliminar