miércoles, 19 de noviembre de 2014

Nubes caseras de limón

Ya sabeis como me vuelvo de loca con la llegada de la Navidad.


Me encanta todo.

Adornos, lazos, muñequitos, guirnaldas, chuches, villancicos, moldes...




Si os hablo de moldes, creo que la mayoría de ellos están relacionados con la Navidad.


Y es que si por mi fuera tendría una casa a parte para poder llenarla de moldes (siempre que me tocara la lotería o algo por el estilo). Este en concreto, es el molde estrella de Silikomart, lo podréis encontrar aquí.


Y como la Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella nos apetecen muchas cosas, he pensado: ¿que mejor receta que empezar con nubes caseras?


No sé si os pasará a vosotr@s, pero en Navidad una de las cosas que más veo son nubes inundando tazas llenas de chocolate.


¡Y no os podéis ni imaginar el hambre y las ganas que me cogen!

 

Así que, de este año no podía pasar.


¿Que mejor que poder disponer de nubes caseras a la hora que nos apetezca?


La primera vez que las hice no veía el momento en que cuajaran para probarlas.


Ahora os puedo decir que en una semana las he hecho tres veces seguidas y sigo con ganas de más.


Mientras las comía se me ocurrían  miles de combinaciones que en siguientes post os contaré.


Para empezar, inauguro mi Blog con una de las recetas que ha logrado conquistarme y ya forma parte de mi dieta diaria. No os lo penséis y corred a hacer esta receta, os va a encantar.


Podréis ver más sobre mi  en mi Pagina Dulcementenadia, Twitter, Facebook personal, Instagram, Pinterest o YouTube.

Os quiero,
Nadia.


Nubes caseras de limón

Ingredientes:

350gr de azúcar
200ml de agua
20gr de gelatina neutra en laminas
1 cucharadita de esencia de limón
Colorante amarillo
Azúcar glas (para rebozar las nubes y espolvorearlas)


Elaboración:

En un bol, introduce 100ml de agua junto con las laminas de gelatina y la esencia de limón.
Espera como mínimo 10 minutos o hasta que observes que las laminas de gelatina han absorbido casi toda el agua y quede muy poca.

En otro bol, introduce el resto del agua junto con el azúcar  y llévalo a ebullición hasta que el azúcar se haya disuelto.Retira del fuego.

Añade el agua caliente al bol donde teníamos reservadas las laminas de gelatina con el agua y llévalo de nuevo a ebullición. Retira del fuego y deja reposar en un bol hasta que temple.
Estará lista una vez hayas comprobado que la textura ha cambiado y que al tocarla se queda como más espesa.

Introducimos la mezcla resultante en un bol y la batimos hasta conseguir una textura parecida a la del merengue (cambiará de color).

Solo nos queda esperar a que cuaje en nuestro molde favorito.
¡Listo para comer!

Nota: Engrasa el molde antes de introducir la mezcla. Añade por encima un poco de azúcar glas para evitar que se peguen y puedas manejaras con facilidad.

11 comentarios:

  1. Me encantan las nubes, sobretodo cuando están un poco tostadas. Miedo me da hacer la receta, no podría parar de comer jajajaja
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Que delicia de nubes, que bueno! me encanta la idea ;P Un beso

    ResponderEliminar
  3. Qué cantidad de azúcar glass mezclas con el agua?
    Se nota que quiero hacerlas ya? Jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cyntia!!

      El azúcar glas es para rebozar las nubes y espolvorearlas ;)
      Un beso!

      Eliminar
  4. Hola Cyntia, Felicitaciones por tu blog

    Podrías publicar la equivalencia en gr. con la gelatina en polvo?

    Gracias!. Lola

    ResponderEliminar
  5. Nadia, Felicitaciones! por tu blog y disculpas si ingresó

    mi comentario anterior,por error,te llamé Cyntia.

    Te quería preguntar a cuántos gr. de gelatina en polvo,

    equivaldrían los 20gr de la gelatina en lámina de estas

    nubecitas soñadas. Gracias!

    ResponderEliminar
  6. Hola Nadia,

    ¿Cuánto aguantan las nubes una vez hechas?

    Gracias.
    Vanesa.

    ResponderEliminar
  7. Genial!!
    Pero tengo una duda: cuando echas el colorante??

    ResponderEliminar