martes, 29 de julio de 2014

Helado de Dulce de leche y mi nueva obsesión


Ingenua de mi creía que mi "Lista de obsesiones" había terminado y que era imposible añadir algo más a ella.


Hasta que la semana pasada hice Helado de dulce de leche...



Y no un "Helado de dulce de leche" cualquiera, no. El dulce de leche de todos los dulces de leche.


Extremadamente-brutal-adictivamente-adictivo-vamos-que-te-enganchas-y-no-puedes-dejar-de-comer-hasta-que-no-termines-con-todo-el-bote.




Todo empezó hace unas semanas, comprando en el supermercado vi una variedad de dulces de leche, cuatro variedades para ser exactos...


Y como no sabía con cual quedarme, me lleve los cuatro....



Hasta ahí, todo más o menos bien...


Luego hice el helado...


y lo probé...




Volví  a probarlo porque una cucharada me había sabido a poco y ya que estaba, ¿Porque no, una más? Y otra y otra y otra....


Cuando me quise dar cuenta me había metido entre pecho y espalda 500 gr de helado...



Acto seguido me dirigí a escribiros en mi pagina de facebook para que me consolarais...


Jajajajajajaja, la verdad que lo pasé pipa con vuestros comentarios, me encanta leeros y que esteis ahí, sois l@s mejores con diferencia.



Así que, aviso que cuando hagáis este helado, seréis capaces de ingerir toda la cantidad del bol,.


Después pensareis en hacer más y más y más... Jajajajajajaja.


Si no, ya me contareis ;)


Os quiero,
Nadia.


Helado casero de dulce de leche (en este caso, probé la gama de "Estilo casero"). Las Minicocottes podéis encontrarlas aquí.



2 yemas de huevo
1 huevo entero
250 ml de leche entera fría
250 ml de nata
50 gr de azúcar
225 gr de dulce de leche

En un bol, bate las yemas y el huevo. Reserva.
Calienta la leche junto con la nata y el azúcar en un bol sin que llegue a hervir (unos 80ª) añade el azúcar y no dejes de remover hasta que los ingredientes se hayan integrado.

Añade los huevos batidos y sigue removiendo, este paso es el más critico ya que si dejas de remover el huevo puede cuajar demasiado y el helado ya no serviría.

Retira del fuego y añade el dulce de leche, sigue removiendo hasta su completa disolución.
Introduce la mezcla resultante en un bol y llévala al frigorífico, mínimo 4 horas.

Transcurrido este tiempo, la mezcla estará lista para ser introducida en la heladera, en 25,30 minutos  obtendréis el mejor helado del mundo entero!

Listo para comer hasta que no podáis más.

6 comentarios:

  1. Que maravilla, yo también soy la tonta del dulce de leche, enhorabuena, sigue así, un beso.
    LAS DELICIAS DE MAYTE

    ResponderEliminar
  2. Una preguntita, la nata es de postre o de cocinar?? Como hay q calentarla no se...

    ResponderEliminar
  3. Pues que te voy a decir... delicioso? noooo lo siguiente ;) gracias guapisima tienes el enlace en mi web.
    Besazo inmenso

    ResponderEliminar
  4. Yo tengo una duda:
    ¿En qué supermercado encontraste 4 tipos diferentes de dulce de leche? Gracias!

    ResponderEliminar