martes, 12 de noviembre de 2013

Paris Brest


La primera vez que escuche París Brest fue este verano...

Estaba en una carrera ciclista, cuando una de las chicas que había ido a ver a su chico participar  menciono este postre con una de sus amigas...


¿Que que hacia yo allí? Mi chico es un apasionado de la bicicletas (concretamente de montaña) y cuando puede tener un hueco libre la coge y disfruta al máximo.


Así que, allí estábamos, el disfrutando de la carrera y yo inquieta por saber de la receta que hablaba la chica que tenía al lado.


Mientras la oía hablar no pude evitar preguntarle, si, si, a veces debería estar calladita  pero soy así!! Jajajajjajaja, era necesario que me hablara de la receta, necesitaba saber de ella de inmediato!!

Lucía, no pudo ser más amable, es más, desde ese día estamos en contacto y hemos quedado en más de una ocasión, ¡¡Gracias Lucía!!


Al parecer esta receta nace a finales del S.XIX, un cirujano veterinario irlandés, llamado John Boyd Dunlop, viendo las dificultades que tenía su hijo para mover las ruedas de goma sólidas de su triciclo por los adoquines,  intenta evitarle esfuerzos envolviendo las ruedas en grandes hojas de goma, que pega e infla con una bomba para balones. Ante la funcionalidad del invento decide patentarlo, y poco tiempo más tarde, una empresa de Belfast, fabricante de bicicletas, empieza a producir las nuevas ruedas de manera masiva, lo que originó que la bicicleta experimentara un crecimiento a todas luces imprevisto.


A pesar de la revolución que causó este invento, la opinión general sobre las "nuevas" máquinas a pedales, para algo que no fuera un tranquilo paseo, era francamente escéptica. A la vista de este panorama, un grupo de emprendedores franceses, amantes de las bicicletas, decide demostrar el potencial de estos vehículos con la intención de cambiar esta concepción popular. Así pues en 1891, Pierre Giffard, director de un periódico llamado Le petit journal, organiza y patrocina un evento ciclista para demostrar el carácter práctico de estos artilugios en una carrera de gran envergadura, naciendo así el primer evento ciclista de su tipo llamado París-Brest-París (PBP).  Este agotador evento se debía recorrer, en  90 horas, 1200 km, que son los que separan la ida, París-Brest, y la vuelta, Brest-París. Hay que tener en cuenta que las carreteras aún no conocían el asfalto.

El furor alcanzado por el nuevo invento, las bicicletas y la expectación por la carrera, fueron de tal magnitud que un avispado chef repostero, que tenía localizado su negocio en plena ruta, y evidentes aptitudes para el marketing, inventó un dulce en su conmemoración.


Louis Durand, se valió de dos productos tradicionales, los éclairs y la praline, creando, en honor a los participantes, un éclair en forma circular que simulaba la rueda de una bicicleta. Este dulce, confeccionado en pasta choux, debía ser rellenado de una bomba calórica en forma de crema de mantequilla, que aportara energía a los ciclistas. Un circulo interior, también de pasta choux y relleno, que simulara las cámaras interiores del que, por aquel entonces, era el nuevo y revolucionario invento. Decorado con almendras fileteadas a modo de banda de rodadura  y espolvoreado de azúcar glas, en su superficie, para simular el polvo que el camino dejaba en las ruedas.


¿¡No me digáis que no es una historia preciosa!? Si queréis leer un poco más os dejo los enlaces en los que me he basado para resumiros un poco todo.

La verdad que, mientras Lucía me contaba toda la elaboración no podía ver el momento en el que finalizara la carrera para poder llegar a casa y hacer la receta, así que, para l@s que aun no la conozcáis, aquí os la dejo.



Su combinación de sabores son realmente espectaculares, el praliné de almendra lo hice yo misma y os tengo que decir que es alucinante, le aporta un sabor espectacular a la crema y en el paladar se forman un conjunto de sabores increíbles.

Os aconsejo que si aun no lo habéis probado, lo hagáis ya mismo y no esperéis, se va a convertir en uno de vuestros postres favoritos.


¿Y vosotr@s? ¿Lo habéis hecho ya?

Un besazo de los grandes a cada un@ de vosotr@s!!


Ingredientes Pasta Paris Brest:

125  ml de leche 
125 gr de mantequilla
5 gr de sal

5 gr de azúcar
140 gr de harina
5 huevos

1 yema de huevo, ligeramente batida
Ingredientes crema pastelera de pasta de almendras:

50 gr de maicena

150 gr de pasta de praliné

500 ml de leche

5 Yemas

75 gr de Azúcar .

1 cucharadita de vainilla

50 gr de Mantequilla

Crema de mantequilla:

           
3 Yemas

125 gr de azúcar

250 gr de mantequilla

Ingredientes crema de Praliné:

100 gr de almendra tostadas

100 gr de azúcar
un poco de aceite de girasol






Preparación Paris Brest:


Precalentamos el horno a 200º

En una olla, mezclamos la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal y lo llevamos a ebullición. Retiramos del fuego y agregamos la harina tamizada, mezclamos con una cuchara de madera hasta que esté bien integrada.

Una vez incorporada la harina, llevamos nuevamente al fuego y continuamos removiendo a fuego medio durante unos 3 minutos.

Retiramos y incorporamos la masa al bol de la batidora.
Batimos a velocidad baja durante unos minutos hasta que la temperatura de la masa baje. Aumentamos la velocidad a media y luego agregamos los huevos, uno a uno.
Continuamos batiendo hasta que se forme una masa suave, aproximadamente 5 minutos.

Llenamos la manga pastelera con la masa y formamos una circunferencia de más o menos 20 cm, alrededor pegada a la que ya tenemos formamos otra circunferencia y luego encima de ellas nuevamente otra más.
En otra bandeja de horno, formamos de nuevo otra circunferencia, pero esta vez solo una,(Será la que simulará la cámara de la rueda que irá dentro de ella) no le pondremos almendras laminadas.

Pintamos los bordes con la  yema de huevo batida y dejamos caer unas almendras laminadas por encima. Horneamos 15 minutos a 200º, pasado este tiempo bajamos la temperatura a 170º y horneamos 25 minutos hasta que coja un tono dorado. Enfriar sobre una rejilla.
Mezclamos la crema pastelera con la crema de mantequilla hasta conseguir una textura uniforme.
Cortamos la rueda por la mitad y reservamos.
Cogemos la que habíamos preparado de tan solo una circunferencia y la rellenamos por dentro sin abrirla, reservamos.
Una vez preparadas, introducimos la rueda de tan solo una circunferencia, dentro de la rueda grande y rellenamos (hasta cubrir toda la rueda pequeña) de la mezcla obtenida con la manga pastelera.


Preparación crema pastelera con Praliné de almendras:

En una olla agregamos la leche,la vainilla,el azúcar y lo llevamos a ebullición.
Batimos las yemas con el azúcar y una vez integrada agregamos la maicena.
Agregar la leche a la mezcla y incorporamos de nuevo al fuego moviendo continuamente hasta q espese.
Retiramos del fuego y  agregamos la mantequilla y la pasta de almendras.
Enfriamos cubriendo con un plastico adherente pegado a la superficie.

Preparación crema de mantequilla:

Cortamos la mantequilla en cuadritos y reservamos.
Ponemos el azúcar en una olla y calentamos hasta que alcance el punto de bola.
Con las varillas montamos las yemas hasta que cambien de color, agregamos el azúcar en forma de hilo y batimos hasta incorporarlo del todo.
Cambiamos a la pala y agregamos la mantequilla poco a poco.

Preparación crema de Praliné:

Hacemos un caramelo con el azúcar ,cuando tome color dorado le añadimos las almendras tostadas,mezclamos bien con el caramelo y retiramos del fuego,dejamos reposar sobre papel vegetal.

Una vez frío lo trituramos con un robot de cocina y añadimos unas gotas de aceite hasta que se cree una masa compacta.


















10 comentarios:

  1. Me ha encantado, tiene una vista estupenda y seguro esta delicioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste Lianxo!!
      Tienes que hacerlo!!
      Un besoooooooo

      Eliminar
    2. Perdonarme mi torpeza, pero yo no me entero: una vez en la manga pastelera para que se forman tantas circunferencias??? yo veo en la foto una tarta circular rellena, no???

      Eliminar
  2. Impresionante,en breves dias la hare,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Espero ver tus fotografías!!
      Un besazo!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Hola Conchita!! Jajajjajjajaja
      Me encanta lo que me has escrito!!
      Bienvenida a mi mundo dulce!!

      Un besazooo

      Eliminar
  4. No sabía que se llamaba así, pero desde muy jovencita disfruto de este postre que hace un repostero de Elche.Aquí se llama "Rollo Ruso de Patiño".
    Si tienes ocasión, acércate a probarlo, es brutal. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria anotado!!

      Estamos cerquita guapaaaaaaaaaaaaaaa

      Eliminar
  5. No sabía que lo llamaban así, aquí en Elche es el "Rollo Ruso de Patiño". y lo estamos degustando (yo al menos) desde hace mas de 30 añosasí que...si tienes ocasión, acércate a probarlo, es brutal.
    Un beso.

    ResponderEliminar